Hoy en la historia

30.Jul.1935

Penguin publica su primer libro con encuadernación rústica, democratiza la alfabetización.

Un día como hoy en el año 1935, Penguin publicó el primer libro con encuadernación rústica y acerca la ficción popular a las masas. Los primeros libros rústicos de Penguin se publicaron el 30 de julio de 1935 e incluían trabajos de Ernest Hemingway, Andre Maurois y Agatha Christie. Se vendieron por solo seis peniques, el costo de un paquete de cigarrillos, y tenían un código en colores para ser fácilmente reconocidos: naranja para ficción, azul para biografías y verde para crimen. Los primeros diez libros rústicos de Penguin fueron una sensación, se vendieron 3 millones en el primer año en un país de 38 millones de personas. Décadas más tarde, cuando se publicó “El amante de Lady Chatterley” de D.H. Lawrence, en 1960, Penguin vendió 2 millones de libros en solo seis semanas. Los primeros libros rústicos de Penguin representaron la facilidad, accesibilidad y democratización de la buena literatura; una revolución rústica. La audaz movida democratizó la alfabetización e hizo que la lectura sea accesible como un periódico, disponible para todos desde la aristocracia hasta los trabajadores comunes, soldados, estudiantes o amas de casa. Históricamente, la revolución de libros rústicos de Penguin fue tan seminal para la literatura mundial como lo es la revolución digital en la actualidad.