EL UNIVERSO

Astrónomos registran récord de velocidad de una estrella, que fue expulsada del sistema solar tras una explosión termonuclear

La poderosa explosión de una supernova, en la constelación de la Osa Mayor, provocó la expulsión de una estrella vecina a velocidades sin precedentes registrados, obligándola a abandonar la Vía Láctea.

Así lo descubrieron los investigadores del Observatorio Europeo Austral, que registraron el desplazamiento de una estrella a enormes velocidades, tanto, que logró escapar de la poderosa gravitación de nuestra galaxia.

Hasta hoy, los astrónomos conocían estrellas híper-veloces que logran alcanzar velocidades de hasta 850 kilómetros por segundo. Sin embargo, este último hallazgo pudo comprobar cómo la estrella US 780 superó los 1.200 kilómetros por segundo.

Según los expertos, el responsable de que la estrella abandone la Vía Láctea sería un agujero negro súper-masivo, situado en el núcleo de la galaxia. Las interacciones gravitacionales de dos estrellas con un agujero negro de este tipo, generan que una de ellas estalle como una supernova, y la otra sea expulsada a enormes velocidades, como consecuencia de la explosión.

 

 

Fuente: Science

Imagen: NASA