EL UNIVERSO

Científicos lograron confirmar que las enigmáticas ondas de radio que invaden la Tierra proceden del espacio exterior

Expertos astrónomos han logrado confirmar la procedencia cósmica del estallido de ondas de radio detectado por el radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico. Se trata de misteriosos impulsos que se repiten miles de veces durante el día, aunque con la duración de una fracción de segundo.

Es el primer estallido de ondas detectado por un instrumento que no sea el radiotelescopio Parkes, en Australia, indicaron los expertos. Hasta el momento, la falta de hallazgos similares por parte de otros centros de observación en el mundo permitía creer que quizá las señales recogidas correspondían a fuentes terrestres, o al menos próximas a la Tierra.

"Nuestro resultado es importante porque elimina cualquier duda de que estas explosiones de radio no sean realmente de origen cósmico", aseguró Victoria Kaspi, profesora de astrofísica en la Universidad de McGill, Canadá. "Las ondas de radio muestran que todas las señales han venido de muy lejos de nuestra galaxia, una perspectiva muy emocionante", agregó.

El gran desafío que afrontan hoy los científicos es determinar el origen exacto de este tipo de explosiones de radio. Entre el inmenso abanico de posibilidades, los expertos especulan con que podrían obedecer a la evaporación de agujeros negros, la fusión entre estrellas de neutrones, o bengalas de magnetares, es decir, un tipo de estrella de neutrones con campos magnéticos extremadamente fuertes.

Como las explosiones se prolongan apenas por el espacio de una fracción de segundo, detectarlas es difícil, incluso cuando suceden cerca de 10 mil veces cada día en todo el cielo.

Fuente: The Blaze