CIVILIZACIONES

Diez grandes civilizaciones que desaparecieron sin explicación

La completa desaparición de civilizaciones es materia de estudio cotidiano.

 

 

Sin embargo, existen casos que todavía permanecen en el más absoluto misterio.

  • La cultura clovis (10600 – 11250 a. C.): nadie ha podido explicar la desaparición de estas tribus, que habitaron Norteamérica durante la Edad de Piedra. Los vestigios de su cultura fueron descubiertos en la década de 1930.
  • La cultura Cucuteni-Tripilia (5500 – 2750 a. C.): durante el Neolítico, esta cultura erigió los más grandes asentamientos de Europa y fueron maestros de la cerámica.
  • La cultura del valle del Indo (3300-1300 a. C.): llegaron a conformar la más importante civilización de los actuales territorios de India y Pakistán y desarrollaron estudios de astronomía y agricultura. Además, fueron los primeros humanos en fabricar telas y ropa.
  • La civilización minoica (3000 - 1200 a. C.): fue una de las más avanzadas civilizaciones de su época y construyeron magníficos palacios, entre los que se destaca el de Cnosos.
  • La civilización maya (2600 a. C – 1520 d. C.): es el caso más enigmático de desaparición de una civilización. De un día para el otro, sus templos, carreteras, ciudades y monumentos fueron abandonados. Nada más se supo de ellos.
  • La civilización micénica (1600 – 1100 a. C.): civilización guerrera que dominó casi completamente el territorio de Grecia. Llegaron a ser todopoderosos, tanto a nivel cultural, como económico.
  • La civilización olmeca (1500 - 400 a. C.): es considerada la cultura madre de la civilización mesoamericana y a ella le es atribuida la creación de la escritura y el calendario de la región. Además, concibieron el concepto del número cero.
  • Los nabateos (siglo VI – IV a. C.): habitaron el sur de Jordania y desarrollaron la más grandiosa red de diques, canales y reservorios de agua jamás concebida en la región, absolutamente desértica.
  • El Reino de Aksum (100 - 940 d. C.): esta civilización ocupó el norte de Etiopía en la era de los primeros cristianos. Construyeron magníficos monumentos en forma de estelas y obeliscos.
  • Imperio jemer (1000 – 1400 d. C.): llegó a contar con hasta un millón de personas, practicantes de hinduismo y budismo. Su cultura prolífica dejó templos, torres y diversas formaciones arquitectónicas por doquier.

 


Fuente: RT