HUMANIDAD

El ADN de un bebé de 11.500 años cambia la historia del poblamiento de América

“La pequeña del amanecer”, tal como fue nombrada por los indígenas de la comunidad en la que fueron hallados sus restos, en Alaska, es una bebé de 11.500 años, que vivió seis meses en este mundo, y ahora podría brindar información clave para entender el proceso de población más antiguo del continente americano.

 

 

 

Un grupo de investigadores de las universidades de Copenhague, Cambridge y Alaska,  analizó el ADN y secuenció el genoma de la criatura, y de los resultados surgió la gran sorpresa: su patrimonio genético no corresponde con las dos ramas conocidas de los primeros amerindios, aquellos que viajaron desde Asia al final del último período glaciar por un puente natural en el estrecho de Bering, que unía Siberia con Alaska.

 

 

 

El artículo publicado en la revista Nature explica que los científicos tuvieron que crear un nuevo grupo de pobladores originarios, al que llamaron “antiguos beringuianos”, una población desconocida hasta el momento.

Además de esta sorprendente noticia, la investigación de los restos de la “Pequeña del amanecer”, aportó, según los autores del artículo, “la primera prueba genética directa de que los ancestros de los amerindios proceden todos de una misma población llegada por un único movimiento migratorio”, que habría tenido lugar hace más de 20 mil años.


Fuente: infobae.com