TERROR

El Antiguo Egipto, el Medioevo o la moderna ciudad: ¿cuál es el verdadero origen de la Ouija?

La ouija, un tablero que presuntamente permite invocar y dialogar con el espíritu de personas fallecidas, es seguramente uno de los juegos más inquietantemente populares de los últimos siglos.

Es un juego tan simple como macabro: un tablero con las letras del abecedario, los números del 0 al 9, y las palabras "sí", "no" y "adiós". Así, por intermedio de un puntero, este juego haría posible un contacto con los seres del más allá, que entonces se sirven de estos elementos para elaborar respuestas a las preguntas que se le hacen.

Son conocidas las historias y leyendas populares en torno a la ouija, que dan cuenta de los serios riesgos que corre todo aquel que se atreve a jugarla sin algún conocimiento previo sobre los portales energéticos que se abren y el posible traspaso de almas malvadas. Sin embargo, poco se sabe acerca de su origen.

En algún momento, trascendió que los orígenes de la ouija estarían situados en el Antiguo Egipto. Se trata de una leyenda que cobró fuerza a raíz de la difusión intencionada que sus comerciantes hicieron para propio beneficio. En realidad, las primeras tablas surgieron a mediados del siglo XIX, cuando, alrededor del año 1890, el universo de lo espiritual, lo oculto y lo paranormal comenzó a cobrar mucha fuerza.

El 28 de mayo de 1890 se registró la primera patente de tabla ouija, inventada según la documentación por el estadounidense Elijah Jefferson Bond, aunque bajo la titularidad de William H. A. Maupin y Charles W. Kennard. Ciertamente, para cuando el trámite de patente se inscribió, la ouija ya era popularmente conocida en América y Europa.

Más tarde, Charles W. Kennard desarrolló la empresa que se encargó de construir los tableros ouija y transformar un juego eminentemente ocultista en uno de los más populares juegos de mesa de la cultura estadounidense. En algún momento, la patente fue vendida a William Fuld, un empleado de la compañía de Kennar, quien continuó comercializando el juego hasta que Parker Brothers adquirió los derechos, en 1966.

Los mayores picos de venta de la tabla ouija se dieron durante los momentos más trágicos de la historia humana moderna: la Primera y Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Vietnam y mucho más tarde la Guerra del Golfo. Evidentemente, la gente creyó siempre que se trata de un método efectivo para contactarse con los que ya murieron.

 

 


Fuente: esoterium

Imagen: Shutterstock