BÍBLIA

El cáliz del que bebió Jesús estaría en España

Dos investigadores españoles han llevado a cabo un trabajo que pretende demostrar que el Santo Grial que Jesús utilizó durante la última cena es la pieza conocida como el cáliz de doña Urraca, la cual se encuentra en la basílica de San Isidoro de León. La primera pista firme que tuvieron Margarita Torres y José Miguel Ortega del Río, fue la aparición de pergaminos egipcios del siglo XIV en los que se relata que en el año 1055 el Santo Grial partió de Jerusalén a León, donde fue entregado a los reyes Fernando I y doña Sancha; ese fue el resorte que los animó a llevar adelante una exhaustiva investigación que culminó con la presentación del libro “Los reyes del grial”.

Diversos análisis históricos y materiales determinan que la forma y la cerámica de Qumram con la que está hecho el cáliz de doña Urraca se corresponden con “la copa que los artesanos de Jerusalén consideraron que era usada por Cristo”. Cabe destacar que la copa de la que bebió Cristo es la parte superior del cáliz que se encuentra en San Isidoro de León; las otras partes de cerámica fueron realizadas por Urraca I, reina de León y de Castilla, como una forma de adornar el cáliz con sus propias joyas.

Un descubrimiento que se añade a este importante hallazgo, y tiene que ver con la historia reciente, es que Franco, el dictador español, bebió del Santo Grial en 1964, en ocasión de una visita a la ciudad de León por el Congreso Eucarístico Nacional. Ya en aquel entonces algunos investigadores proponían tímidamente la hipótesis de que ese cáliz era la copa de Jesús, y tal vez por eso, megalómano y fanático de las reliquias religiosas, Franco decidió autorizarse a manipular el objeto durante la ceremonia.