misterio

El Trino del Diablo: una diabólica obra maestra de la música

Giuseppe Tartini fue un virtuoso violinista, compositor y teórico de la música italiana del período Barroco. Su obra más conocida es una sonata llamada El trino del diablo, mundialmente famosa por su excesiva exigencia, capaz de poner en aprietos a los violinistas más avanzados. Con una duración aproximada de 15 minutos, su dificultad es tal que, durante mucho tiempo, existió el rumor de que Tartini tenía 6 dedos en la mano izquierda.

 

 

La leyenda detrás de esta sonata, contada por el propio Tartini en una carta a su amigo, el astrónomo francés Jérôme Lalande, relata cómo durante un sueño, el diablo se le apareció al músico ofreciéndole convertirse en su sirviente a cambio de su alma. Antes de acceder, Tartini desafió al diablo a tocar una melodía romántica en su violín para probar sus habilidades. Los sonidos que salieron de su instrumento fueron tan impresionantes, que Tartini sintió que perdía la respiración, lo que, según su relato, lo hizo despertar.

 

 

 En palabras del músico se trató de “una sonata tan maravillosa y hermosa, tocada con tanto arte e inteligencia, como nunca antes había concebido ni en mis más atrevidos vuelos de fantasía.”. Al despertar, Tartini tomó inmediatamente su violín, intentando retener la melodía. Sin embargo, luego escribiría a su amigo Lalande que, si bien esa obra era lo mejor que había compuesto en su vida, era mediocre en comparación con lo que había presenciado durante el sueño.

Algunos expertos en la materia, creen que la obra de Tartini pretende contar la historia de Lucifer: un comienzo donde todo es calma y armonía, cuando Lucifer era un ángel; seguido de un intermedio lúgubre, que representa los sentimientos de envidia y su expulsión a la Tierra; para culminar con un final ruidoso, expresando el odio y el dolor que caracterizan al infierno.

Lo cierto es que nunca se sabrá a ciencia cierta si lo que Tartini relata en su carta realmente sucedió. Así como tampoco queda claro si el diablo se le presentó realmente en sueños o solo se trató de un delirio durante una noche de fiebre. Sobre lo que sí no quedan dudas, es que El trino del diablo es una verdadera obra maestra.


Fuente: wikipedia.org