HUMANIDAD

Encuentran descendientes de un pueblo bíblico que se creía extinto

Un estudio publicado recientemente en la revista “American Journal of Human Genetics” revela que los descendientes de los antiguos cananeos no fueron exterminados, como se relata en la Biblia, sino que se establecieron en el Líbano.

 

 

 

Los investigadores analizaron el ADN de 5 cananeos enterrados hace 5.700 años en la antigua ciudad de Sidón, Líbano, y compararon los resultados con los obtenidos con los genomas de 99 voluntarios libaneses. El análisis reveló que más del 90% de la ascendencia libanesa moderna proviene del antiguo pueblo bíblico, cuyo destino era una incógnita hasta el momento.

El estudio genético reveló, también, que los cananeos descienden de diversas tribus neolíticas que se asentaron en el medio oriente y allí se mezclaron con inmigrantes europeos arribados a la zona hace miles de años.

Los autores del informe rescataron la importancia del estudio y puntualizaron que obtener muestras de ADN de cuerpos tan antiguos significó una gran hazaña técnica.

 


Fuente: American Journal of Human Genetics