HUMANIDAD

Estudio de ADN revela secretos de los primeros habitantes de América

Los primeros humanos en pisar el continente americano, que hasta la última Edad de Hielo estuvo absolutamente despoblado, arribaron probablemente desde Siberia, a través del estrecho de Bering, que funcionó como un puente de tierra firme desde Alaska hasta Eurasia, hace unos 10 mil años.

Los primeros pobladores de América, cazadores-recolectores, aprovecharon muy bien el clima de la región de Beringia, más bien húmedo, la vegetación mayormente conformada por arbustos leñosos y la proliferación de grandes mamíferos. De hecho, habrían permanecido en la zona durante varios miles de años.

Según un estudio de ADN, este período de adaptación habría ayudado a que la genética humana evolucione: cuando el hielo se derritió, los primeros humanos en ingresar a Norteamérica eran genéticamente diferentes a los antepasados siberianos que quedaron atrás.

Además, diversos estudios genéticos permiten afirmar que no existió una sola migración desde la región de Beringia hacia las Américas, sino que fueron varias pulsaciones migratorias a través del tiempo, desde aquella zona. Más aún, se especula con que los grupos que conformaron los diversos movimientos de migración no llegaron a conocerse unos con otros.

Un estudio de este año afirma que el primer grupo en arribar a América vivió en Canadá, en una región conocida como Cuevas de Bluefish, hace 24 mil años. Sin embargo, aún no es posible responder cuánto demoraron los humanos en avanzar hacia el sur del continente, ni en qué condiciones lo hicieron.


Fuente: bbc.com