HUMANIDAD

Giuseppe Ferlini, el médico que destruyó 40 pirámides egipcias para saciar su ambición

Giuseppe Ferlini nació en 1797, en la ciudad de Bologna, Italia. Luego de dejar su hogar paterno a muy corta edad, estudió medicina en diversas ciudades europeas, y recorrió gran parte del continente, hasta que, empujado por una serie de catástrofes personales, emigró a Egipto en 1829.

 

 

En Egipto, Ferlini protagonizó una desesperada búsqueda de antiguos tesoros, que lo llevaría a destruir más de cuarenta pirámides en el intento por conseguir oro y joyas. 

 

 

Acompañado por una dotación de trabajadores contratados para la misión, el boloñés, demolió unas 47 pirámides en la localidad de Meroe, ubicada en la orilla este del Nilo, que resultaron no contener ningún tipo de tesoro.

Finalmente Ferlini decidió emprender su búsqueda en la pirámide más grande de la zona, que ahora se sabe, contenía los restos de la la reina Amanishajeto. Allí encontró numerosos objetos de valor que fueron transportados en secreto por el Nilo y rematados en Europa.

El valor arqueológico de los objetos destruidos por el italiano es incalculable.

 


Fuente: labrujulaverde.com