CURIOSIDADES

Héroes anónimos: el mexicano que salvó la vida de un pueblo entero

Jesús García Corona tenía 25 años cuando en 1907 salvó la vida un poblado entero. El joven estaba encargado de conducir un ferrocarril cargado de dinamita hasta la mina de Pilares, al norte de México, cuando una falla técnica amenazó con matar a todos los pobladores de un pequeño pueblo minero.

Ese día el contenedor diseñado para mantener aisladas las chispas de la locomotora no funcionaba bien, y para peor, los encargados de cargar los vagones con el poderoso explosivo habían dispuesto el material demasiado cerca del generador energético. Pronto el humo proveniente del compartimento de dinamita alertó a los pasajeros del tren.

En ese momento García Corona tomó una decisión que lo llevaría a la muerte, y gracias a la cual se salvaron cientos de vidas. El muchacho ordenó a todos los tripulantes saltar del vehículo en marcha, y decidió mantenerse al volante para alejar el ferrocarril lo más posible del pequeño pueblo.

Forzando los motores al máximo logró tomar una considerable distancia de las casas, por lo que la terrible explosión mató a 13 personas (incluído el conductor), en lugar de las cientos que habrían muerto si García Corona no hubiese ejecutado tamaño acto de valentía.

En el estado de Sonora se conmemora el aniversario del hecho, festejando el día del ferrocarrilero en honor a este héroe.

 
 

Los videos más vistos del mes:

  


Fuente: SUPER CURIOSO

Imagen: Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos