EL UNIVERSO

Intentan explicar si una misteriosa luz cósmica procede o no, de un entorno alienígena

Durante las últimas semanas, científicos de todo el mundo se han visto inquietados por las misteriosas anomalías lumínicas de una estrella, situada en las profundidades del espacio exterior.

En primera instancia, el Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre descartó cualquier posibilidad de que las anomalías lumínicas, registradas en el sistema solar KIC 8462852, fueran el resultado de señales de radio, fruto de la existencia de vida inteligente.

Hoy, científicos de la Universidad Estatal de Iowa, en Estados Unidos, liderados por el astrónomo Massimo Marengo, arribaron a una conclusión diferente, después de hallar pruebas que echarían luz sobre este misterio intergaláctico.

Así, las fluctuaciones de luz registradas, analizadas en un principio mediante los datos provistos por el telescopio Kepler, fueron nuevamente estudiadas a partir del observatorio telescópico infrarrojo Spitzer, para descubrir que los impulsos lumínicos provendrían de una "familia de cometas".

Sin embargo, todavía se requieren estudios de mayor detalle para confirmar o descartar que estas anomalías lumínicas del sistema solar KIC 8462852 obedecen a la presencia de un conjunto de cometas. Al respecto, Marengo se mostró optimista, al señalar que "es una estrella muy extraña […] puede que aún no sepamos qué pasa a su alrededor, pero eso es lo que la hace tan interesante".

 

Video relacionado: 

 

 


 Fuente e Imagen: NASA