HUMANIDAD

Invidia, la primera bruja en el panteón romano

La identificación de ciertas mujeres como brujas ha sido una constante a lo largo de diversas culturas desde la Antigüedad. Tal es el caso del mundo grecorromano, cuyo panteón ha estado integrado por Némesis (para los griegos) o Invidia (para los romanos), deidad que en adelante habrá de moldear la idea que Occidente se formaría de esta inquietante figura.

 

Videos más vistos del mes: La sirena del río Risacua

 

Invidia era la diosa de la envidia y los celos. Son frecuentes sus representaciones como una mujer con la cabeza atestada de serpientes en lugar de cabellos, de lengua voluminosa, con ojos saltones y mirada agresiva. Etimológicamente, el verbo latino invideo significa “mirar de soslayo”, “con recelo”, o “maliciosamente”. El poder del “mal de ojo” es -según se ha creído tradicionalmente- la cualidad compartida por la deidad y las brujas, maldición capaz de suscitar innumerables calamidades.

 

HISTORY QUOTE - Frases de películas de terror:

 

Fue Invidia la diosa que causó la desgracia de Narciso, quien acabó ahogándose al abrazar su propio reflejo en el lago. También se atribuye a la envidia el origen de los abortos y la mortalidad infantil. Esta fama que se adjudica a la divinidad pesó durante largos siglos sobre aquellas mujeres que fueron calificadas de brujas.


Fuente: supercurioso.com