VATICANO

La bebida prohibida de los Papas

Desde que en 1860 el químico alemán Albert Nieman de Göttingen logró aislar el componente activo de las hojas de coca, hasta su prohibición en el siglo XX, numerosas propiedades terapéuticas se le han atribuido a la cocaína.

El Vino Mariani, que no era en realidad otra cosa que vino con cocaína, fue inventado en 1863 por Angelo Mariani, y fue la bebida predilecta de los Papas Pío X y León XIII.

La bebida se preparaba originalmente con vino de Burdeos y hojas de coca, pero posteriormente se utilizó cocaína ya procesada en su confección. El etanol presente en el vino funcionaba como diluyente, y activaba la sustancia estimulante de las hojas.

Se aseguraba que el consumo regular del elixir aportaba energía, vigor y restituía la salud en casos de debilidad crónica. Además afirmaban que prevenía la malaria y la gripe, era un eficaz antidepresivo y un poderoso analgésico.

Los cronistas de la época cuentan que el Papa León XIII siempre llevaba consigo una petaca cargada con la bebida. El pontífice llegó incluso a concederle una medalla vaticana a su creador, Don Ángelo.

 

 

La venta del Vino Mariani fue prohibida en 1914, luego de que familiares de adictos comenzaran una campaña en contra de la droga.

 

 

 


Fuente: SUPER CURIOSO

Imagen: Shutterstock