CIENCIA Y TECNOLOGÍA

La ciencia está cada día más cerca de hallar vida en Marte

El Planeta Rojo, como suele conocerse a Marte, cuenta con una reputación muy particular: la de sorprender continuamente a la comunidad científica. Así pudo comprobarlo recientemente la sonda Curiosity, enviada para estudiar el medioambiente marciano en busca de agua, hielo y para analizar el desarrollo del clima durante los últimos 4 millones de años.

En 2018, una tormenta de arena de proporciones nunca antes vistas asombró a los investigadores al cubrir repentinamente la superficie del planeta rojo con un polvo fino que oscureció rápidamente la visión del equipo todoterreno Curiosity. No obstante, este fenómeno natural e inesperado permitió a los científicos comprender la evolución completa de la tormenta.

Sin embargo, la mayor sorpresa sobrevendría después, cuando un equipo de investigadores italianos identificó un lago de agua salada de 20 kilómetros de diámetro ubicado en el Polo Sur del planeta. Esto fue posible gracias a un radar instalado en la sonda Mars Express de la Agencia Espacial Europea.

Hakan Svedhem, un científico del proyecto ExoMars de esta agencia explicó que: "el agua en estado líquido siempre ha sido un pre requisito para que pueda haber vida. Y si bien esto no confirme su existencia, es una condición indispensable para que la haya”. A partir de este hallazgo, la búsqueda de vida en Marte ha sido tomada muy en serio por la comunidad científica

En estos días se está terminando de construir el todoterreno ruso-europeo ExoMars, cuyo envío al Planeta Rojo está programado para el año 2020 y ya cuenta con seis naves espaciales y dos sondas. Además, se espera que los seres humanos podamos presenciar en primera persona las sorpresas que depara Marte, ya que la empresa privada Space X ha reiterado su intención de enviar personas allí antes de 2030.


Fuente: es.euronews.com

Imagen: Shutterstock