CIENCIA Y TECNOLOGÍA

La contaminación generada por los hombres comenzó hace más de 2.000 años

Según un estudio que fue publicado por la revista Science Advances la actividad humana provocó un impacto ambiental mucho más significativo y duradero que lo que anteriormente se pensaba.

Los investigadores de la Universidad de Columbia Británica en Vancouver, Canadá, descubrieron que el aumento en la deforestación y la actividad agrícola durante la Edad de Bronce en Irlanda alcanzó un punto de inflexión que afectó al ciclo de nitrógeno de la Tierra.

El nitrógeno es considerado como un elemento crítico y fundamental para la vida en la Tierra, que circula entre la atmósfera y los océanos.

Eric Guiry, autor principal del informe, expresó que si bien los científicos reconocen cada vez más el hecho de que los humanos siempre han impactado en los ecosistemas es significativo el haber encontrado pruebas fehacientes relativas a estos cambios profundos.

Según el experto, la mayor relevancia de este estudio es poder brindarle a la comunidad científica un panorama general del punto de inflexión en el que los humanos comenzaron a causar el cambio ambiental por primera vez con su actividad.

Para arribar a esta conclusión, el equipo de Guiry realizó un análisis de isótopos estables en 712 huesos de animales recogidos en unos 90 sitios arqueológicos en Irlanda. Los investigadores encontraron modificaciones significativas en la composición de nitrógeno de los nutrientes del suelo y las plantas que componían la dieta de los animales durante la Edad de Bronce.


Fuente: LaGranEpoca

Imagen: Shutterstock