HUMANIDAD

La historia de vampiras homosexuales que antecedió a Drácula

Años antes de que Bram Stoker ideara Drácula, su clásica novela y piedra fundamental para un nuevo género fantástico, en Irlanda se escribía la primera historia sobre vampiros de la que se tenga registro. Se trata de Carmilla, una novela del escritor Joseph Sheridan Le Fanu.

 

 

 

Fue escrita en 1871 y propone la narración en primera persona de un personaje llamado Laura, una joven inglesa que vive con su padre en un castillo y que, tras un curioso incidente, recibe la visita de la hermosa Carmilla.

 

 

 

Mientras tanto la relación entre las muchachas traspasa cierto miedo, para transformarse en ardiente e intensa, el pánico se adueña de la ciudad: las mujeres más jóvenes comienzan a morir por una misteriosa enfermedad. Hacia el final, se desentrama una historia, la primera en su género, de vampiros.

Los elementos de Carmilla aparecen en Drácula, casi idénticamente, aunque modificados: estética de una vampira sensualmente irresistible, el cazador de vampiros y relatos en primera persona.


Fuente: supercurioso.com