LA MALDICIÓN DE LA ISLA

La Isla de los Muertos: tristeza y misterio en la Patagonia

Corría el año 1950, cuando una expedición a la hoy denominada Isla de los Muertos de Aysén, dio con el hallazgo de 33 cruces de ciprés, cada una marcando una tumba distinta, con mínimos datos de identificación.

Sin embargo, una investigación más profunda logró determinar que, con anterioridad a este hallazgo, se sabía de la existencia de 120 cruces. Es probable que las cruces faltantes se hayan perdido por acción de las crecidas del río Baker, que baña las costas de la isla.

De cualquier modo, cuál es la historia detrás de estas tumbas en una alejada isla de la Patagonia chilena, continúa siendo un absoluto misterio. Tan sólo subsisten leyendas y relatos, que sostienen que allí yacen los cuerpos de un equipo de trabajadores, asesinados para no pagar sus salarios.

Algunas vertientes aún más macabras, hablan de que fueron ultimados para cobrar una indemnización fiscal por sus muertes, o incluso que, tras un amotinamiento, fueron asesinados uno por uno.

Finalmente, quizá la razón más plausible para explicar la muerte de todo el contingente de trabajadores, esté dada por la hambruna y la enfermedad. Habría ocurrido en 1906, cuando una compañía ganadera reclutó a 150 campesinos.

Entre los embarcados, había mujeres y niños, además de 60 pasajeros severamente enfermos de escorbuto y disentería, producto de la malnutrición que padecieron. Abandonados a su suerte, sin atención médica, fueron muriendo paulatinamente.

 

   


Fuente: misterios.co