mujeres

La “maldición de la madre” determina cuál es el sexo débil

Las diferencias biológicas entre el hombre y la mujer han dado lugar a muchas de las más primitivas estructuras sociales y de división de tareas que aún en la actualidad mantienen cierta vigencia; entre esas diferencias está la de la fuerza, al menos en cuanto a peso, tamaño y tono muscular, que ha derivado en la denominación del sexo femenino como el “sexo débil”. Ahora bien, ¿qué valor real tiene esta denominación? ¿Puede hacerse extensiva a, por ejemplo, la genética? ¿Cuál es el sexo genéticamente más fuerte? Según una investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, los hombres heredan de sus madres unos genes defectuosos, que no son heredados por las mujeres. El autor principal del estudio, Niell Gemmell, afirma que esta razón es más que suficiente para decir que el hombre es, en términos genéticos, el “sexo débil”. La causa está en el ADN mitocondrial heredado de la madre, cuya mutación afecta negativamente a la fertilidad, la capacidad cognitiva y, finalmente, la expectativa de vida, lo que explica que el promedio de vida de las mujeres sea mayor que el de los hombres. Esta herencia, que ha sido bautizada por los científicos como “la maldición de la madre”, promueve el desarrollo de afecciones en el corazón, los nervios y los músculos.

 


FUENTE: ABC

Imagen: Shutterstock