LÍNEAS DE NAZCA

La NASA y el enigma de la esvástica de 8 mil años

Científicos de la NASA se encuentran abocados actualmente al desciframiento del enigma que encierran los 260 geoglifos de Kazajstán, entre los cuales se encuentra una inequívoca cruz esvástica. Numerosas teorías se han echado a correr desde que estas figuras de entre 90 y 400 metros fueran halladas por el economista Dmitry Dey en el año 2007, intentando responder quiénes las realizaron, con qué objetivos, hace cuánto tiempo.

Por el momento, lo que único que los científicos han logrado aclarar es su antigüedad, de unos ocho mil años. Para resolver el resto de los interrogantes se han sumado investigadores de la Estación Espacial Internacional, quienes fotografiarán los geoglifos para aportar datos que puedan esclarecer el asunto, cuya oscuridad se ha resistido a la tecnología de los radares de diversos grupos de investigación que intentaron abordarlo.

Para su descubridor, muchos de estos geoglifos habrían sido realizados para sistematizar el movimiento diario del Sol, mientras que la esvástica, única figura rematada con madera, sería una especie de amuleto de la suerte ya que para los pueblos antiguos este símbolo auguraba prosperidad. Ahora, a la espera de la información que pueda brindar la Estación Espacial Internacional, equipos de especialistas se dedican al análisis comparativo buscando encontrar analogías y continuidades entre estos inmensos dibujos y otros similares ubicados en regiones distantes del planeta, como es el caso de los geoglifos de Nazca.

 

 


 

FUENTE: ABC