ALBERT EINSTEIN

¿La teoría de Einstein en jaque? La velocidad de la luz podría ser más lenta de lo pensado

La velocidad de la luz, tal cual lo estipuló el célebre Albert Einstein en su Teoría de la relatividad general, sería sensiblemente menor de lo que se pensaba, según un reciente estudio de física.

Se trata de un artículo firmado por el físico James Franson, de la Universidad de Maryland, en los Estados Unidos, que atrajo toda la atención de la comunidad científica al poner en tela de juicio la exactitud de los cálculos involucrados en la célebre Teoría de la relatividad general de Einstein.

Según la teoría del genio alemán, la luz viaja a través del vacío a una velocidad constante de 299.792.458 metros por segundo, parámetro que además es utilizado universalmente para la mayoría de las mediciones astronómicas.

Sin embargo, el físico James Franson asegura haber descubierto un error en los cálculos de esta medición, conclusión a la que llegó a través de las observaciones realizadas a la supernova SN1987A, que explotó en febrero de 1987. Cuando la estrella colapsó, generó un estallido de neutrinos, es decir, una partícula subatómica elemental con una carga eléctrica neutra y una interacción débil.

Según los cálculos de Einstein, el estallido de neutrinos debería haber ocurrido aproximadamente tres horas antes de que la explosión de luz óptica fuera perceptible desde la Tierra. A partir de ese instante, los pulsos lumínicos deberían haber viajado a través del cosmos de forma constante, puesto que lo hicieron a la velocidad de la luz. No obstante ello, la luz óptica fue perceptible unas 7.7 horas más tarde que los neutrinos, lo que equivale a decir que llegó con 4.7 horas de retraso.

Sobre el aparente error de cálculos, el universitario de Maryland especula con que el retraso pudo deberse a que la luz se hizo más lenta a medida que transitaba lo que hoy conocemos como 'polarización del vacío'. Es un fenómeno durante el cual, por una fracción de segundo, los fotones se descomponen en positrones y electrones antes de combinarse nuevamente, hecho que podría afectar energéticamente a las partículas que, entonces, varían su velocidad.

Según explica el físico, la 'polarización del vacío' podría tener un impacto gradual en la velocidad de un fotón. Así, durante los 168 mil años luz de distancia entre nuestro planeta y la supernova SN1987A, un fotón pudo haber sufrido un retraso de casi cinco horas.

El estudio del Doctor James Franson está actualmente sujeto a la revisión de sus colegas y, de ser corroborado, la ciencia deberá recalcularlo todo, desde la distancia al Sol, hasta los objetos más distantes en otras galaxias.

Fuente: 20minutos.es