TOP 5

LAS CINCO LLUVIAS MÁS SORPRENDENTES DE LA HISTORIA

No siempre llovió agua o granizo sobre el planeta. A lo largo de nuestra historia se conocieron lluvias de peces, ranas, maíz e incluso, dinero. Estos hechos increíbles sucedieron en diferentes partes del mundo. Algunos tuvieron una explicación científica otros todavía esperan por una respuesta.

LLUVIA DE MONEDAS

Durante el verano de 1969 los ventanales de una hostería cercana a los Alpes alemanes fueron destrozados por una lluvia de monedas antiguas, en especial rupias, maravedíes y piastras. La extraña y violenta tormenta se repitió a la mañana siguiente. La policía debió enviar al lugar cuatro patrulleros, por la gran cantidad de curiosos que se acercaron, y una unidad de perros especializados que rastrearon la zona sin encontrar ninguna pista.

PECES COMO GOTAS

El 5 de mayo de 1848, en Londres, comenzó a soplar un fuerte viento y desde el cielo empezaron a caer miles de peces plateados de grandes aletas. Se enviaron muestras a todas las universidades de Inglaterra y ninguna pudo determinar a que especie pertenecían esos peces. Finalmente, llego un análisis de la Facultad de Ciencias Naturales del Cairo informando que esos peces pertenecían a una especie de agua dulce que prolifera en el mar de Galilea y que los Palestinos denominan “Pez de San Pedro”.

RANAS DESDE EL CIELO

En julio de 1979, en Rusia, una tormenta de millones de pequeñas ranas se desencadenó  sobre el poblado de Dargan, cerca del mar Aral, según informó la agencia de noticias Tass. Estos minúsculos anfibios cayeron del cielo como granizo, ante la mirada incrédula de los pobladores. Científicos rusos explicaron que un remolino a pocos kilómetros de allí había succionado toda clase de objetos y animales pequeños llevándolos hasta las nubes. Para después dejarlos caer en forma de lluvia.

SE PRONOSTICA LLUVIA DE MAIZ

En la década de 1980 y durante cuatro años, la población de Evans, Colorado (EEUU), sufrió en forma constante lluvias de granos de maíz. Lo increíble e interesante de este fenómeno, es que a 10 Km a la redonda no se hallaron plantaciones de este cultivo. Un mismo tipo de lluvias también se registraron y documentaron en Winchester, Inglaterra, y en otras partes del mundo. Ningún organismo oficial ni centro de investigaciones dio una respuesta a este hecho increíble.

LA APESTOSA TORMENTA AMARILLA

El 27 de febrero de 1877 en Penchloch, Alemania, se precipito una lluvia color amarillo, similar al oro, cuya sustancia contenía tres formatos diferentes. Algunas se asemejaban a una flecha, otras a un grano de café y el resto parecía tener la forma de un disco. La materia caída desde el cielo despedía un fuerte olor nauseabundo. Los análisis químicos realizados en su momento, determinaron la presencia de nitrógeno y amoníaco.