curiosidad

Lo desconocido está en tu interior: lo que no sabías sobre tu propio cuerpo

Al mismo tiempo que invierte enormes cantidades de dinero, tiempo y trabajo en la exploración de los confines del universo con sondas espaciales, o se adentra en las maravillas microscópicas de la realidad con sofisticadísimos instrumentos de laboratorio, el humano suele desconocer u olvidar aquello que tiene más cerca: su propio cuerpo. Un niño de escuela primaria de cualquier parte del mundo puede enumerar países y capitales, ríos de lugares remotos o el nombre de estrellas distantes, pero pocos conocen los misterios más básicos de su organismo. Esta es una lista que presenta alguno de los datos más sorprendentes de nuestro cuerpo.

-Desde su nacimiento hasta los 70 años el humano pierde aproximadamente 50 kilogramos de piel.

-El cuerpo humano contiene más de 96.500 kilómetros de vasos sanguíneos, algo suficiente para envolver la Tierra dos veces. Además, por cada nuevo kilogramo de grasa o músculo, el cuerpo crea 10 kilómetros de nuevos vasos sanguíneos.


-Dentro del ombligo humano hay miles de bacterias que forman un ecosistema tan variado como una selva tropical.  


-En 30 minutos el cuerpo humano produce la cantidad de calor suficiente para hacer hervir cuatro litros de agua.


-Los huesos humanos son tan fuertes como el granito. Un pedazo de hueso del tamaño de una caja de fósforos puede soportar hasta nueve toneladas de peso.   


-Si el cerebro humano fuera un ordenador, podría realizar 38.000 billones de operaciones por segundo. La supercomputadora más potente del mundo, BlueGene, puede realizar sólo el 0,002% de esa cifra.

   
-El ADN humano es un 50% idéntico al ADN del plátano.

-Las conexiones entre neuronas de nuestro cerebro se asemejan a la estructura del universo. 


-Los seres humanos somos bioluminiscentes: brillamos en la oscuridad. No obstante, la luz que generamos es mil veces más débil de la que nuestros ojos pueden ver. 

FUENTE E IMÁGENES

RT; Ciencia e Ingeniería; Diario de Navarra; Provincia