tecnología

Los automóviles del futuro serán casi humanos

Desde verdaderos modelos al mejor estilo 'Transformers', pasando por automóviles parlantes, hasta farmacias para vehículos, las señales del nuevo siglo tecnológico del transporte comienzan a evidenciarse y los científicos ya vislumbran el futuro automovilístico del planeta.

El célebre futurólogo Paul Saffo elaboró una inquietante teoría sobre los nuevos conceptos del transporte híbrido, describiendo un mundo de vehículos 'transformers' en un nuevo marco económico planetario de constante cambio. Por más de un motivo, el experto confía en que no se trata solamente de una fantasía.

En primer lugar, desarrollar una infraestructura de tráfico en territorios no explorados resulta cada vez más caro y menos rentable. Estadísticamente, el uso de nuevas carreteras más allá de los centros urbanos es escaso, por lo que resulta más económico ofrecer a los usuarios y compañías de transporte un medio cómodo para circular al margen del tradicional asfalto.

En segundo lugar, la inversión prevista por el sector industrial en el área de la robótica permitirá a las automotrices contar con el mercado para localizar todas las piezas tecnológicas necesarias para integrarlas a su cadena de producción.

Estos son algunos de los aspectos más destacados de los vehículos de la nueva generación:

Contarán con pies y manos: según las condiciones del terreno, los automóviles se desplazarán a través de ruedas o patas y serán capaces de agarrar objetos livianos o pesados mediante la incorporación de manos.

Además tendrán ojos: actualmente, los vehículos ya incorporan una variada cantidad de sensores que permiten ampliar el campo visual del conductor. Los automóviles por venir controlarán automáticamente la distancia segura con respecto a su entorno para evitar efectivamente cualquier posibilidad de colisión. Sistemas como los que actualmente desarrolla Google, entre otras compañías, tienden a ello.

Serán capaces hablar: investigaciones del gigante tecnológico Intel confirman que las automotrices están interesadas en la incorporación de sistemas de voz, no solamente por una cuestión de comodidad a la hora de conducir, sino porque las instrucciones orales son un apoyo indispensable a la reducción de hasta quince veces la cantidad de accidentes mortales de tráfico, según la Asociación Estadounidense de Seguridad Vial.

Contarán con sentido olfativo y serán sensibles a enfermedades: el olfato automovilístico será una realidad algún día. Será un sistema destinado a la recolección y análisis de datos medioambientales, que serán computarizados por un centro de tratamiento adecuado. Por otro lado, el avance de las tecnologías tornará a los automóviles más complejos y vulnerables al mismo tiempo. Los expertos prevén el surgimiento de un sector dedicado a la seguridad automovilística con programas antivirus, servicios especiales y centros de diagnóstico, al mejor estilo de una farmacia para vehículos.

 

 

Imagen> Robert Hextall [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons