ROBOTS

Los robots podrían evolucionar por sí mismos y tomar decisiones ¿un peligro para la humanidad?

La ingeniera Concha Monje, una de las responsables del desarrollo de TEO, robot humanoide de 60 kilos que camina y manipula objetos, y asesora científica de la producción de la película Autómata, protagonizada y producida por Antonio Banderas, advierte que tal como sucede en el film de ciencia ficción, los robots podrían evolucionar por su cuenta y tener conciencia propia. Según la especialista “tarde o temprano (…) la evolución robótica sucederá. En base a las reglas de comportamiento programadas, al conocimiento de su entorno y a su interacción con el resto de la humanidad, el robot podría llegar a evolucionar por sí mismo”. Para ella, esto podría representar un peligro si no se infiere en la programación una base moral y ética de gran solidez. Y aún así, una vez que la inteligencia propia del robot evolucione, el futuro será incierto. La preocupación por las consecuencias de la evolución autónoma de los robots ya ha ingresado a la agenda de los gobiernos de todo el mundo: la ONU ha reunido la semana pasada en Ginebra a decenas de expertos para estudiar todas las implicaciones de los llamados Sistemas de Armas Autónomos Letales (LAWS, en sus siglas en inglés). El objetivo es impulsar una prohibición global de este tipo de armas, ya que implicarían que un robot podría, por ejemplo en una guerra, cometer un crimen de manera autónoma, es decir que podrían darse crímenes sin responsables humanos que sean juzgados. El Comité Internacional para el Control de los Robots Armados (ICRAC), ha presentado un texto que explica que "Nos encontramos en un momento crítico en la evolución del armamento. Todavía estamos a tiempo para detener la automatización de la decisión de matar, para asegurarnos que todas las armas siguen estando controladas por seres humanos".

 

FUENTE: Agencia Sinc; La Nación

Imagen: Shutterstock