ADN

Los terribles efectos de la modificación genética

El avance en el estudio de los genes supone un gran número de potenciales beneficios para la humanidad. Sin embargo, recientes investigaciones demuestran que los problemas que los modernos métodos de alteración genética proponen solucionar, no son tan graves como muchas de las consecuencias posibles de su utilización.

Científicos de la Universidad de Cornell, Estados Unidos, se dedicaron a estudiar una de estas técnicas, conocida como CRISPR, obteniendo alarmantes resultados.

El sistema permite, mediante la introducción de segmentos cortos de ADN, editar los genes de casi cualquier especie animal. De esta manera es posible, por ejemplo, generar mutaciones en los mosquitos transmisores de enfermedades, eliminando el riesgo para los humanos de contraer dengue o malaria.

Los investigadores hallaron que los genes modificados mediante el método CRISPR pueden propagarse rápidamente, con mucha más facilidad que los “naturales”. El fenómeno de propagación, que sorprende por su eficacia, implica, a su vez, un grave peligro para la naturaleza, ya que puede darse entre distintas especies. Si, por ejemplo, el gen aplicado a los mosquitos transmisores de dengue llegara a las abejas, estas se extinguirían en no mucho tiempo, impidiendo la reproducción de una amplia variedad de plantas. Esto significaría el inicio de un terrible desequilibrio ecológico, que terminaría borrando del planeta a un sinnúmero de especies animales y vegetales.

 

 


FUENTE: RT

Imagen: Shutterstock