EL HOMBRE EN MARTE

Según investigadores, los tripulantes de Mars One morirían de hambre

El proyecto Mars One, ideado y promocionado por el holandés Bas Lansdorp, que planea establecer una colonia televisada en Marte en el año 2023, comenzando con un contingente de cuatro voluntarios que no podrán volver por ningún medio a la Tierra, ha sido considerado, desde un principio, como algo osado y difícil de imaginar. Ahora un grupo de investigadores se ha tomado el trabajo de calcular en serio sus posibilidades de concreción, llegando a conclusiones poco alentadoras. Según este estudio, los viajeros voluntarios morirían de hambre al poco tiempo de haber llegado al planeta rojo.

En primer lugar porque la propuesta de cultivar allí las plantas y alimentos para la tripulación es inviable, ya que el sistema de producción y almacenamiento de alimentos no sería suficiente para generar la cantidad de calorías que necesitarían ingerir cada día los astronautas; y porque las plantas producen un nivel de oxígeno dentro de los habitáculos que acabaría siendo fatal. El trabajo destaca, por otra parte, el problema a la hora de reemplazar partes dañadas del sistema, dado que, si no existiera una misión de abastecimiento en los dos años siguientes, el 62% de la carga inicial de la misión debería componerse de partes de repuesto. Bas Lansdorp reconoció que uno de los principales retos es el de los repuestos, y evitó referirse el hecho de que, tal como están planeadas las cosas hasta el día de hoy, sus colonizadores morirían de inanición inevitablemente en poco tiempo.

FUENTE E IMÁGENES

Gizmodo; Popular Science