MARTE

¿Signos de vida marciana en un meteorito?

En el año 1911 cayó un meteorito en Egipto, procedente de Marte, y es tal su valor científico que aún hoy sigue hablando y sorprendiendo con su información a los investigadores. ¿Qué le pregunta la ciencia al meteorito Nakhla? Lo que preguntaría cualquiera a un visitante marciano: si hubo, o hay, vida en el planeta rojo. Esta sabia roca de 1.300 millones de años fue interrogada al respecto por científicos de la Universidad de Manchester y la Universidad Técnica de Atenas, y brindó nuevas precisiones, enseñando una estructura notablemente similar a la de una célula que alguna vez contuvo agua.

El artículo publicado por la revista Astrobiology relata como el especialista Elias Chatzitheodoridis se percató de una presencia inusual incrustada dentro de Nakhla, lo que lo llevó a consultar a su colega Ian Yon.  Entre ambos develaron con sorpresa que dicha estructura se parecía a una célula biológica fósil de la Tierra. Si bien no era una célula, seguro alguna vez había contenido agua, agua que se había calentado, probablemente como resultado del impacto de un asteroide.

Este hallazgo se suma a la evidencia de que bajo la superficie del planeta rojo están dadas las condiciones para la formación y desarrollo de vida. También participa de la hipótesis que indica que grandes asteroides chocaron con Marte creando fuentes hidrotermales de larga duración que pudieron alimentar la vida. En esa pequeña y extraña estructura está el escenario para que surja la vida, por ejemplo en forma de bacterias, ya que no es demasiado frío, ni demasiado duro. Se trata, por lo tanto, de una pieza vital para el armado del rompecabezas que implica la existencia de vida en Marte.

FUENTE E IMÁGENES

Universidad de Manchester; ABC; Meteorite Times; Daily Galaxy