NASA

Sonda espacial halla compuestos orgánicos que demostrarían cómo la vida llegó a la Tierra en un cometa

El módulo Philae, posado sobre el cometa 67P, registró datos que refuerzan la teoría de que estos cuerpos celestes son laboratorios cósmicos de ensamble de elementos esenciales para la vida.

Posado exitosamente sobre el cometa 67P, desde noviembre de 2014, el módulo Philae logró tomar muestras de compuestos orgánicos precursores de la vida, según un informe de la Asociación Estadounidense para el Avance de las Ciencias (AAAS). Los datos registrados apoyan el postulado teórico de que los cometas podrían ser verdaderos laboratorios cósmicos, en donde son ensamblados algunos de los elementos esenciales para la vida.

Apenas 25 minutos después de posarse sobre el cometa, el espectrómetro a bordo del módulo Philae ya había constado la presencia de 16 compuestos orgánicos, algunos de ellos con nitrógeno, precursores de la vida, ya que intervienen en la formación de aminoácidos esenciales, o de bases nucleicas.

"Los cometas cargan con todas las materias primas, como el agua, el CO2, el metano y el amoníaco, necesarios para ensamblar moléculas orgánicas más complejas, quizás activadas por fotones UV del Sol o rayos cósmicos, o por el impacto que se produce cuando un cometa choca contra la superficie de un planeta como la Tierra en su juventud'', explicó Mark McCaughrean, asesor científico de la Agencia Espacial Europea.

Video: 

 


Fuente: La Nación

Imagen: NASA