CAZADORES DE TESOROS

Un jubilado podría hallar el tesoro que los nazis robaron a los soviéticos

Un investigador alemán retirado ha afirmado conocer el paradero de “El Salón de Ámbar”, la notable pieza de orfebrería que los nazis robaron a la Unión Soviética hace más de 70 años. Esta preciosa obra, encargada por Sofía Carlota de Hannover, fue ofrecida como regalo al zar Pedro el Grande de Prusia por Friedrich Wilhelm I, en 1716.

Siglos más tarde, las tropas nazis la robaron en un palacio cercano a San Petesburgo y la trasladaron a Koenigsberg, donde desapareció misteriosamente, sin dejar rastro alguno. Desde entonces, numerosos gobiernos e investigadores independientes se dedicaron a su búsqueda, en vano. Ahora, Karl-Heinz Kleine, un investigador de 68 años de edad, asegura haber encontrado en la zona industrial del Ruhr, Alemania occidental, el paradero de “El Salón de Ámbar”: estaría enterrada en una cámara oculta, bajo la ciudad de Wuppertal. Kleine supone que esto reforzaría la teoría de que fue Erich Koch, administrador en jefe de los nazis en Prusia Oriental, quien encargó el robo, ya que la habría enviado a su ciudad natal. Y añadió, con optimismo, que la ciudad de Wuppertal tiene un gran número de túneles y bunkers aún inexplorados. “Hemos empezado a buscarla aquí, pero el procedimiento va a ser costoso. Necesitamos ayudantes, equipo, dinero y un nuevo taladro hidráulico para poder completar la excavación. Sólo tengo una pequeña pensión, pero el que ayude recibirá su parte del hallazgo cuando aparezca”. No pocos están dispuestos a colaborar en esta empresa.

 

FUENTE: ABC

Imagen: nimblewit / Shutterstock.com