CIVILIZACIONES

Xochiquetzal, la diosa guardiana de las prostitutas

En la mitología azteca existe una diosa patrona de la sexualidad femenina y protectora de las prostitutas. Según la leyenda, Xochiquetzal, amante del dios de la lluvia, fue cruelmente violada por Tezcatlipoca, el dios negro, por lo que decidió dedicar su poder a cuidar de las jóvenes que ejercían libremente su sexualidad.

 

 

Representada como una mujer joven y fuerte, adornada de flores y plumas, Xochiquetzal es guardiana del placer y la fertilidad.

Otras corrientes la representan como la encarnación de la tentación sexual, una joven dedicada a desviar a los hombres de la virtud con su voluptuosidad y predisposición al placer sin compromisos.

Los rituales en su honor incluían baños comunitarios, donde las mujeres ingerían ranas y culebras vivas para recuperar su potencia sexual. En la actualidad se la invoca para pedir belleza, fuerza y gozo. Las trabajadoras sexuales también se encomiendan a su protección, siendo como es una abanderada de la libertad sexual.

En México existe incluso una casa de retiro de trabajadoras sexuales que lleva su nombre.

 


Fuente: Noticias