LOCOS POR LOS AUTOS

DANNY TOMA EL CALOR

Danny compra un Lincoln del 78 con algunos daños pero es sólo cuando comienza a trabajar en él que sabe cuán dañado está. Más tarde Mike y él consiguen una limusina marca Cadillac en el camino pero las cosas se complican rápidamente cuando el dueño llama a la policía y Danny tiene que dar muchas explicaciones para salir del problema en el que está metido.