La escalofriante evolución del rostro humano

Así luciríamos en 100 mil años.